Ventajas de la bici en ciudad

Usar bicicleta en la ciudad es cada vez más popular. Distintas ciudades del mundo han incentivado el uso de este tipo de vehículo. Aunque están lejos de sustituir a los coches, es necesario conocer las ventajas que tienen sobre el vehículo coche y la moto.
Al usarla como medio de transporte te ejercitas al mismo que tiempo que te movilizas por la ciudad. Resulta ideal para recorrer rápido distancias cortas y medias, además de significar un ahorro importante para tu bolsillo y cuidar del medio ambiente.
Si además es eléctrica, ¡no habrá pendiente que te pare!

 


  1. Bueno para tu salud

Montar en bicicleta eléctrica para ir al trabajo o para dar una vuelta te obligará a estar al aire libre y, aunque no lo parezca, a hacer deporte. Estos dos factores no solo afectan de manera positiva a tu salud, sino que también te harán una persona más feliz y alegre.

En definitiva, ¡la bici eléctrica son todo ventajas!

  1. Bueno para el planeta

La bicicleta eléctrica apenas emite dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que más impacto negativo tiene para el temido efecto invernadero.

Por eso, si empiezas a utilizar la bicicleta eléctrica como transporte habitual para moverte por la ciudad, no solo contribuirás en mejorar tu condición física, sino que también estarás ayudando a reducir el CO2 emitido al planeta y, por tanto, contribuyendo a favor de la conservación del medioambiente.

Las emisiones producidas por los desplazamientos en bicicleta podían llegar a ser hasta 30 veces inferiores en cada viaje que los desplazamientos realizados en coches propulsados por combustibles fósiles, y unas diez veces inferiores que los viajes de coches eléctricos.

  1. Bueno para tu bolsillo

La bicicleta eléctrica es, sin duda, el medio de transporte con motor más económico que existe. El coche, por kilómetro, es siete veces más caro y el transporte público, tres.

Pongamos como ejemplo nuestra bicicleta eléctrica BK-16. Además, tomaremos como referencia una tarifa de luz fija.

  • Batería: 6,4 Ah
  • Voltaje: 36 V
  • Autonomía: 50 kilómetros
  • Precio actual de la energía: 0,13236 € kWh
  • Capacidad de la batería en Wh: 6,4 Ah x 36 V = 230,4 Wh/1000 = 0,2304 kWh

Suponiendo que usas la bicicleta eléctrica unos 13 kilómetros diarios, 7 días a la semana, solo tendrías que cargarla unas 95 veces al año, por lo que su coste sería el siguiente:

0,1324 €/kWh x 0,2304 kWh = 0,0305 €/carga

Si queremos calcular cuánto te costaría al año, tan solo hay que multiplicarlo por 4: 0,0305 € por carga x 95 cargas al año = 2,8975 €/año

Teniendo en cuenta que esto es una simple estimación, si usas la bicicleta eléctrica casi diariamente haciendo un uso relativamente intensivo de ella, te costaría poco casi 3€ al año.

  1. Es el medio de transporte más rápido en ciudad

Se ha demostrado que la bicicleta eléctrica es el medio de transporte más rápido en ciudad. Muchas ciudades tienen carriles bici, puedes evitar el tráfico, los atascos y las paradas innecesarias para llegar más rápido a tu lugar de destino. Hasta 25 km/h con la ayuda del motor.

  1. Una forma segura de moverse

El riesgo de sufrir un accidente de bicicleta mortal en ciudad es muy bajo, ya que, según indica el informe de Tendencias de movilidad y siniestralidad en vías urbanas publicado por la DGT, “en 2019 murieron 519 personas en vías urbanas: 247 peatones, 240 ocupantes de vehículos y 32 ciclistas”.

Os recomendamos siempre, seguir las medidas de seguridad básicas: respetar la distancia de seguridad o llevar siempre el casco y las luces, para reducir el riesgo de siniestralidad.

  1. Son una inversión interesante

Puede que la inversión inicial parezca elevada, pero comparada con el precio de adquisición de un coche o una motocicleta es mucho menor. La durabilidad de las bicicletas eléctricas es prolongada ya que los componentes eléctricos prácticamente no sufren desgaste. Además, con un mantenimiento mínimo y cuidados básicos, podrás disfrutar de tu e-bike durante muchos años.

  1. Para cualquier edad y condición física

Es una de las grandes ventajas de las bicicletas eléctricas: poder regular tu esfuerzo. ¿Qué un día te sientes motivado y quieres usar tu bici eléctrica para hacer un ejercicio físico más exigente? Solo tienes que desactivar el motor.

En cambio, si en cualquier momento te sientes cansado, te encuentras una pendiente o simplemente tienes un poco más de prisa, activa el motor y será como si estuvieras volando. Llegarás a tu destino en un momento y fresco como una rosa.

  1. Tiene un mantenimiento fácil y económico

Hay que tener en cuenta que los materiales de las bicicletas eléctricas no necesitan mantenimiento: una sola revisión anual es más que suficiente para conservarla en perfecto estado. Además, la revisión de una bicicleta eléctrica es infinitamente más económica que la de un coche o una moto. Disponemos de servicio técnico propio.

  1. No necesitarás buscar parking

Una de las ventajas más prácticas de una bicicleta eléctrica es que ya no necesitarás preocuparte del aparcamiento. Siempre encontrarás un espacio habilitado para aparcar tu bici cerca de tu destino. Incluso, es posible que puedas entrar con ella plegada. ¡Nuestro modelo BK-16 es súper fácil de plegar y cabe debajo de una mesa! El modelo BK14, aunque no es plegable, es fácil de subir a un ascensor.

  1. Las ciudades están cada vez más adaptadas

Poco a poco, en las ciudades se están construyendo carriles exclusivos para bicicletas que recorren las partes más importantes de la ciudad. En Barcelona o Madrid, cada vez hay más quilómetros exclusivos de carril bici o compartidos para hacer más cómodos y fáciles los desplazamientos en bicicleta. En Barcelona, por ejemplo,  el año pasado se construyeron unos 20 kilómetros de carriles bici. Actualmente, la ciudad cuenta con una red de 231 kilómetros (Madrid, 130km y París 700km). Además, descubrirás nuevos itinerarios y rincones que no conocías.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *