Vuelta al trabajo (en ebike)

biciscontacta
Se acerca la hora de volver al trabajo (o a la universidad, al cole…). El fin de las vacaciones, o la vuelta a la presencialidad nos supone nuevas (viejas) rutinas: el desplazamiento al lugar de trabajo o estudio. Si no quieres usar el transporte público, la bicicleta eléctrica es tu mejor aliado.

Os dejamos unas cuantas claves para una vuelta segura:

 

  1. Transporte privado=transporte seguro

A medida que avanza el proceso de vacunación se han ido relajando las medidas de seguridad. Pero todo apunta que en los lugares cerrados y con aforo público (transporte, comercio…) las mascarillas van a ser necesarias durante un tiempo. La bicicleta eléctrica te permite moverte por la ciudad sin llevarla, a la vez que estamos en contacto con el aire libre y nos ejercitamos.

  1. Mi bici, mi horario

Con un par de días habrás calculado el tiempo de recorrido necesario. En bici los desplazamientos raramente cambian su duración, ya que no estás a expensas de atascos, horarios ni aforos. Además, la bici es una de las formas más rápidas de moverse, ya que no tienes tiempos de espera ni aparcamiento.

  1. Las ebikes son baratas

La bicicleta eléctrica tiene un precio de adquisición relativamente bajo (comparado con una moto, por ejemplo) y unos costes de mantenimiento mínimos: respecto a una bici tradicional solo tienes que sumarle el coste de la electricidad, que puede ser de unos 4€/año (puedes ver los cálculos en nuestro post)

  1. La bici es el medio de transporte del futuro (que viene del pasado)

Aunque las bicis se han usado desde hace muchos años, habían caído en desuso en las grandes ciudades en favor de los vehículos motorizados. En los países menos desarrollados siguen siendo mayoritarias. En los países del norte de Europa han seguido siendo un transporte habitual, y en los últimos años Europa está promoviendo su re-implantación como medida para frenar la contaminación en las grandes ciudades. En pocos años veremos más  restricciones al transporte privado – especialmente los más contaminantes y el crecimiento de aparcamientos, carriles bici…

En Barcelona, por ejemplo, muchas calles han pasado a ser zona 30, lo que equipara la velocidad de la bicicleta eléctrica con la del vehículo a motor, a la vez que hace las calles más seguras.

  1. Ten en cuenta las normativas municipales

Aunque las normas de circulación son comunes, puede haber variaciones en las normativas municipales. Consulta las de tu municipio (aquí puedes consultar las de Barcelona y Madrid)

Como norma general:

  • Timbre y luces son obligatorios. Es recomendable llevar algún elemento reflectante
  • El casco, aunque solo es obligatorio para menores de 16 años o en vías interurbanas, es absolutamente recomendable. Puedes comprar uno aquí o te lo regalamos si reservas ahora una ebike). En Madrid es obligatorio para menores de 16 y “riders” desde verano del 2021
  • Circula por las vías permitidas y respeta al resto de usuarios y peatones
  • Aparca en las zonas habilitadas y sin molestar. En algunas ciudades está prohibido atar la bici a mobiliario urbano como farolas y semáforos. Aunque con nuestra ebike plegable no te hará falta…
  1. Cuida tu bici: es fácil

Aunque no necesitan de mucho mantenimiento, hay algunas cosas que deberías tener en cuenta:

  • Vigila tus neumáticos: las ruedas son tu punto de contacto con el asfalto. Cámbialas cuando se desgasten y mantén una correcta presión (¿sabías que las bicicletas con ruedas pequeñas llevan el doble de presión que una con rueda grande?). Puedes controlar la presión con esta bomba con manómetro 
  • Engrasa la cadena
  • Revisa las pastillas de freno y cámbialas cuando sea necesario
  • Reaprieta tornillos regularmente

¡Recuerda que nos puedes mandar las bicis BK-14 y BK-16 a nuestro servicio técnico!

  1. ebikes: adiós excusas

Es que el clima… es que las cuestas…es que sudo en verano… Los países nórdicos tienen un clima mucho más duro que nosotros. En invierno hay que abrigarse, pero igual que si vamos a pie: al pedalear entramos en calor y basta con llevar encima un buen impermeable, poncho o similar… incluso unos pantalones impermeables. 

Las bicicletas eléctricas han eliminado dos barreras de un plumazo: al no tener que hacer esfuerzos, ya no llegarás sudado a la oficina en verano. Y por otra parte, si tu ciudad o barrio tiene cuestas, la potencia del motor unida al pedaleo te permite subir cuestas sin esfuerzo

Recuerda que si tienes más dudas, puedes consultar nuestro apartado de preguntas frecuentes, y si quieres hacer el cambio a la movilidad eléctrica, puedes reservar ahora tu bici a un precio especial!

 

2 comentarios de “Vuelta al trabajo (en ebike)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.